• Cuerpo Consular de Aragon

BELGICA. ARTE, CULTURA Y FOLCLORE.

A pesar de su pequeño tamaño, Bélgica es una de las naciones con mayor densidad de población. Esto se debe principalmente a los flujos migratorios que han llegado a este país a lo largo de los años. Si a esto le sumamos la presencia del Parlamento Europeo en Bruselas, el bilingüismo oficial de la capital y la presencia de una minoridad lingüística alemana, se hace evidente el carácter cosmopolita y europeo de Bélgica.

Fue en Bélgica donde Jan van Eyck inició la escuela de pintores flamencos, con la invención de la pintura al óleo, seguida luego por otros artistas europeos. La región correspondiente a la actual Bélgica ha visto florecer importantes movimientos artísticos que han tenido una notable influencia en el arte europeo.


El Renacimiento flamenco, la pintura barroca, ejemplos del románico y el gótico en la arquitectura, son hitos en la historia del arte. Bélgica fue el lugar de nacimiento de muchos pintores expresionistas y surrealistas como Egide Wappers, James Ensor, Constant Permeke, René Magritte y Rubens, uno de los más grandes pintores del siglo XVII.

La habilidad artística se expresa en diferentes formas: famosos son los encajes finamente hechos en Brujas y los tapices de Mechelen, los diamantes preciosos de Amberes (aquí se trabaja el 80% de las materias primas del mundo), la Academia de Moda de Amberes en la que se han graduado famosos estilistas de todo el mundo como Margiela y Dries Van Noten. En música, fue un belga, Adolphe Sax, quien inventó el saxofón en 1846, mientras que Eugène Ysaÿe fue el mayor violinista belga de los siglos XIX y XX.


En arquitectura, Victor Horta fue el pionero del Art Nouveau. En el campo literario hay muchos autores famosos como los poetas Emile Verhaeren, Jacques Brel y los novelistas Hendrik Conscience y Georges Simenon.

En la cultura belga, los festivales folclóricos cobran gran importancia y encarnan el espíritu de este pueblo. Son ejemplos el Carnaval de Binche, la fiesta patronal de Ath, la procesión de la Santa Sangre en Brujas, la fiesta del 15 de agosto en Lieja y la fiesta de los Valones en Namur. Los festivales de música también tienen una gran importancia y un enorme alcance: en Flandes, cada verano se celebran más de 280 festivales en el calendario, 2000 horas de actuaciones en directo en las que actúan los mejores artistas del mundo.