• Cuerpo Consular de Aragon

HONDURAS. LA TIGRA. EL PRIMER PARQUE NACIONAL DE HONDURAS CREADO EN EL 1980






La Tigra se caracteriza por una gran diversidad de flora y fauna; entre la vegetación destacan especies arbóreas como el pino ocote, robles, liquidámbar, aguacatillos y otras. También hay diversidad de helechos, seis de los cuales están en peligro de extinción y son protegidos por la Fundación Amigos de la Tigra, Amitigra.

Entre la fauna, hay especies de mamíferos, anfibios, reptiles y aves. En el parque nacional viven especies como tigres, agutis, ciervos de cola blanca, monos nocturnos, pumas y jaguares. También se pueden observar aves como jilgueros, currucas de montaña, quetzales, gavilanes, tucanes y otros. Entre los reptiles se pueden encontrar lagartos pichetes, tamagas negras y verdes, bejuquillas, corales y boas. Los anfibios están representados por varias especies de ranas y sapos, pero viven en las zonas más húmedas del parque.

La diversidad de insectos es impresionante, no se sabe cuántas especies habitan el parque, pero se puede decir que hay un excelente representante de los insectos, estamos hablando de la mariposa azul o Morpho, como se le llama comúnmente. En La Tigra también se están estudiando varias especies de insectos nunca vistas en la región. El Parque Nacional de la Tigra es una fuente de agua limpia y fresca. El parque fue bautizado como La Tigra (según la leyenda local) por un campesino que partió de San Juancito. El campesino, que salía de San Juancito, pasando por las vistas de la montaña, vio un día una tigresa con su cría. Para entrar en el parque hay que pagar 350 lempiras de miércoles a viernes y 500 lempiras los fines de semana. El precio incluye una visita a todo el parque.

Hay diferentes maneras de entrar en La Tigra. Se puede acceder al parque por la entrada de Jutiapa a través de El Hatillo. Otra entrada es por el pueblo de Nuevo Rosario en el valle de San Juancito. Desde el centro de visitantes de El Rosario hasta San Juanito se recorre un kilómetro por otra carretera.

Es posible ser voluntario en un programa organizado por la Fundación Amigos de La Tigra, Amitigra. El objetivo de la campaña es ayudar a proteger este valioso recurso natural.

Las principales funciones de un voluntario son:

- apoyar al personal en el diseño de murales educativos y su instalación

- mantenimiento de los senderos del parque (caminos, señales, etc.)

- la construcción de diversas infraestructuras del parque, como pequeños puentes peatonales, bancos y barandillas

- mantener el control sobre los voluntarios locales

Puede obtener más información sobre la organización en: https://www.amitigra.com/

Existe la opción de realizar la visita con un guía bilingüe, lo que resulta muy útil. El parque está equipado para garantizar un sueño perfecto. La Tigra ofrece agua potable y acceso a electricidad de 110 voltios, así como alojamiento en ecolodges y campamentos.

Sin embargo, el visitante puede encontrarse con una mala cobertura de telefonía móvil en algunas zonas. En caso de emergencia, AMITIGRA cuenta con un sistema de comunicación interna entre los Centros de Visitantes y la oficina en Tegucigalpa.