• Cuerpo Consular de Aragon

ITALIA. EL MINISTERIO DE DEFENSA ITALIANO DA LUZ AL PROYECTO DE REFORMA DEL SACRARIO MILITARE



El Mausoleo a los Caídos Italianos (SACRARIO MILITARE ITALIANO) fue declarado en el 24 de marzo de 2009 Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés junto a la Iglesia de San Antonio de Padua. Como reza también la ficha urbanística del Ayuntamiento de Zaragoza este conjunto goza del grado de protección máximo: INTERES MONUMENTAL Y BCPCA.


El Ministerio de la Defensa Italiano a través de su "Commissariato Generale per le Onoranze ai Caduti" ha puesto las bases para la restauración de uno de sus monumentos más querido y significativos situado fuera de Italia con el objetivo de dar a conocer la visión conciliadora de la Italia actual y con el espíritu de reconciliar los ánimos, este proyecto busca la mejora de accesibilidad al “SACRARIO MILITARE ITALIANO” y su acondicionamiento para dotarlo de un "ESPACIO DE LA MEMORIA Y DE LA RECONCILIACIÓN HISTÓRICA". En esta restauración del espacio, también colaborando activamente con un papel importante todas las instituciones locales como el Gobierno de Aragón, Patrimonio, el Ayuntamiento de Zaragoza y para temas de accesibilidad y seguridad el Parque de Bomberos de Zaragoza.

HISTORIA

El SACRARIO MILITARE ITALIANO es un monumento singular construido para albergar los restos y honrar los difuntos italianos muertos durante la guerra civil española. A pesar que es una clara muestra de eclecticismo imperial en sus entrañas alberga caídos de los diferentes bandos; en este sentido resulta del todo elocuente y clarificadora la frase original que se encuentra esculpida en los sillares del arco de la entrada “L’ITALIA A TUTTI I SUOI CADUTI IN SPAGNA”.

El conjunto, patrocinado por el Gobierno Italiano, fue proyectado por el arquitecto navarro Victor Eusa Razquin como monumento fúnebre para conmemorar los caídos italianos durante la Guerra Civil Española, comprende el mismo Mausoleo, la iglesia y el convento. El programa de este simbólico conjunto se divide en dos cuerpos diferenciados estilísticamente y dispuesto perpendicularmente entre sí. En plena 2ª Guerra Mundial y con la rendición de Italia en Julio del a 1943, los trabajos de construcción se vieron fuertemente afectados y se decidió vender el convento a los monjes capuchinos y poder así terminar la iglesia y la torre, reduciéndola a los 42 metros actuales (en proyecto se contemplaban 80 metros de altura incluyendo el conjunto de cruces como culminación de la torre).


EL PROYECTO

Para el desarrollo del proyecto el Commissariato Generale per le Onoranze ai Caduti ha confiado en la experiencia de A54 INSITU, Estudio de Arquitectura local dirigido por Jordi Ulldemolins Martinell y Alessandro Degli Emili, dos jóvenes Arquitectos con talento.

La idea que vertebra el proyecto nace en la concepción del mausoleo como una torre “linterna”: claro eje cenital, reflejado y reforzado por el eje horizontal que une la capilla de la torre-osario a los jardines fortalecido por las directrices de los arcos. En un principio en el proyecto planteaba un espejo de agua central que lógicamente evidenciaba por reflejo la mole de la torre. Perpendicularmente a este se delinea el otro eje que pasando bajo los arcos culmina en la iglesia.

La torre-osario y el pórtico están revestidos con sillares de grandes bloques de granito, en el interior la capilla funeraria ocupa la base de la torre sobre ella abre un corredor desde el cual inicia la rampa escalonada helicoidal con hueco central que da acceso a los enterramientos en las plantas alzadas.

Hay tres necesidades claras:

• la restauración de las partes dañadas.

• la voluntad de dejar el conjunto más accesible y con menor riesgo para la seguridad de los usuarios sobretodo en los recorridos interiores (riesgo de caídas) así como en prevención de incendios.

• la tercera y última, poder describir y explicar la esencia del torreón-osario, su contenido, su continente y su vocación a símbolo de la reconciliación y lugar de la memoria histórica.